Login
Main menu

Sin hidrantes ni calzadas

Este título, más que una ubicación, significa una postura filosófica, una forma de ver las cosas desde una óptica rural, lo cual difiere significativamente de como las percibe el habitante urbano de la nación. No solo es diferente,sino que hasta contraria, ya que existe la noción entre los que residimos en el campo, de que los del pueblo se aprovechan de nosotros ( No siempre). Esta sensación ha producido una especie de complejo de inferioridad, que se nota al escuchar como axioma “El del campo solo va al pueblo a tres cosas, y una cuarta que no se puede negar: A comer helados, a hacer diligencias, a comprar sombrero, y a pasar verguenza.” Si se está en la fila para pagar, viene uno y se pone delante sin ningún respeto; si en la misma fila se saluda, nadie responde a la cortesía. Y uno deduce que si no hay respeto ni cortesía, es porque no hay amor y si no hay amor, sale muy caro estar en el pueblo.

Ir al pueblo siempre será divertido. Ver todas las novedades, todos los adelantos de la ciencia, probar nuevos sabores, ver mil formas de presentar la comida, el gozo de tomar un yogourt, y poder decir sírvame otro por favor. Y qué decir de lo divertido que es estar frente a la vitrina de una tienda de computadoras, y ver que los del pueblo también se quedan boquiabiertos ante tantas cosas maravillosas de la cibernética, cosas de la red, ( La gran "ecualizadora" como dice un señor de mi sitio)

En nuestra relación con los del pueblo, siempre habrá un elemento de suspicacia. Porque vemos que la producción de una parcela, no vale gran cosa hasta que la suben al camión del comprador(Del pueblo). Donde como por arte mágico se convierte en Yuca lo que en el suelo era yuquita, y lo que es batatica en la parcela, se vuelve Batata encima del camión. La transacción siempre se realiza con premura, porque la yuca se pone amarga, a la batata le cae piogán, y los platanos se maduran. La naturaleza de mercancía perecedera intrínseca a la producción agraria, deja sin capacidad de negociación al productor y si se tiene algún espacio para maniobrar, aun así se negocia con desventaja.

 

Todo esto en nombre de la solución alimentaria de los del pueblo, que ya la vemos como una gran pirámide invertida en la que la gran masa de consumidores descansa sobre unos cuantos en el campo. Estos, con buena o mala administración, mucha o poca diligencia, pero con mucho esfuerzo,siguen mandando al pueblo no solo soluciones alimentarias, sino tambien soluciones sociales.La paz urbana se garantiza con comida barata para que a las mujeres les sobre para jugar Bingo y a los hombres para tomar cervezas en el colmadón. No temáis hermanos del pueblo, aquí estaremos pero precisamos de vuestra colaboración, el que sabe de computadoras, que venga a ayudar; el que no sabe de suelos, no sabe como seleccionár las semillas ni conoce de plagas y malezas, que venga y le enseñaremos paso a paso, poco a poco, para que aprenda a luchar y no se asuste cuando descubra, que ser Agricultor no es paja de coco....................."O fortunatos, nimium, sua si bona norint, agricolas".

Modificado por última vez enMartes, 01 Julio 2014 22:14
Valora este artículo
(0 votos)
Más en esta categoría: « Quien es Agricultor

Deja un comentario

volver arriba